Vamos por la tercera cumbre

En las primeras cumbres descubrimos algo de la respiración para subir una trepada. No estamos hablando en términos competitivos. Solamente intentamos que la travesía sea placentera y se llegue a la cumbre. Ni rápido ni lento. Simplemente llegar a tiempo del ritmo que nos imponga nuestro cuerpo. Porque a veces la mente tiene que escuchar el cuerpo.

Si no estamos lo suficientemente entrenados pero disponemos de un buen estado fisico, deberemos ir haciendo un equilibrio entre una mente que quiere más y un cuerpo que va al límite. El secreto es ir cuidando el cuerpo y cada vez que nuestro corazón esté por explotar en una subida, intentar reestablecer
el ritmo cardíaco (no bajarlo bruscamente) pero si bajar las pulsaciones para no «fundir».

Es decir, bajamos un poquito el ritmo, reestablecemos ritmo cardíaco, retomamos el ritmo de la respiración pero SIN dejar de pedalear. En el peor de los casos, si dejamos de pedalear, continuar caminando lentamente. ¡DON`T STOP!

Entrenamiento
Para «cicloturistas» como nosotros sería bueno repetir estas trepadas como la primera y la segunda cumbre y luego ir aumentando lentamente, en cada salida, nuestro ritmo. Esto nos dará cierto «entrenamiento», iremos conociendo los límites de nuestro cuerpo y competir con nuestros propios tiempos intentando siempre exigirnos un poquito más. Siempre, siempre, con un chequeo médico anual y una ergonometría actualizada.

Las dos primeras cumbres nos han puesto el cuerpo a punto. Por lo menos ya conocemos algo de él. Ahora vamos por la tercera cumbre. El desafío será poner a la mente de nuestro lado.

Como lograr una cumbre
Los elementos externos no importan. No importa el viento, el clima, si voy a pinchar si mi bicicleta va a funcionar bien. Todas esas cosas no tienen que preocuparnos. Tampoco tenemos que hacer futurología y pensar en cuanto tardaré, cuando llegaré, si llegaré antes o después que mis amigos. Menos pensar en si le puse líquido a las ruedas, si hice las cosas en la forma correcta. Si cerré bien la puerta de casa o si dejé la plancha enchufada… y ¿el horno?, ¿lo apagué?.

Nos vamos a olvidar tanto del pasado como del futuro. Vamos a concentrarnos en una sola cosa, Vamos a hacer FOCO. Ya estamos aquí y lo importante será disfrutar del PRESENTE.

Pensando en eso para subir una cumbre Primero nos tenemos que sentir CAPACES. Sabemos que la gente que hizo el CURSO INTENSIVO en el Bike Park son CAPACES. Y ellos deberían de sentir que son capaces porque tienen todas las herramientas. No sabemos si vamos a llegar a la cumbre pero HOY…¡Me siento capaz de hacerlo!

Si sos principiante y no hiciste el CURSO INTENSIVO DE MTB, ¡aún estás a tiempo! Mirá ESTE LINK

¿Te sentis capaz? si. ¡Vamos a intentarlo!
¿No te sentis capaz? Entonces comenzá a trabajar en cosas para que te den CAPACIDADES. Entrená. No basta una salida por semana. Meté otra salida. Pedaleá más, come bien (no menos), hacé salidas más cortitas pero regulares, dejá de fumar, menos alcohol, ¡acostate temprano!.

No hay magia. De la misma manera que estamos entrenando para subir cumbres más altas, deberías de hacer lo mismo para subir estas pequeñas cumbres.

Tener el valor de sortear un obstáculo
Si me siento capaz, estoy trabajando en mi autoestima. Entonces estoy trabajando en mi coraje.

El valor es decirme a mi mismo… ¡SI PUEDO HACERLO!.
Hay un montón de gente que esta cumbre le pareció muy alta muy difícil y aunque era capaz de hacerlo no tuvo el valor ni siquiera de inscribirse. Hay otros que se inscribieron pero ya se están boicoteando diciendo que no van a poder hacerlo y cuando logren eso, van a comenzar a tratar de convencer a los demás que ellos no pueden hacerlo. «No puedo porque no estoy entrenado, no puedo porque tengo que volver temprano», bla bla bla Aunque estén entrenados, aunque sean capaces de hacer la cumbre no tendrán el VALOR de hacerla.

Nosotros si. Tuvimos el valor de inscribirnos, ya estamos empezando a pensar en conocer nuevos amigos, ya nos vemos haciendo cumbre y ya nos estamos divirtiendo simplemente pensando en la salida y no pensando en el montón de problemas del trabajo.

Cuando uno se siente capaz, cuando tiene el valor. Uno comienza a creer en uno mismo.
Cuando esto pasa, uno comienza a hacerse RESISTENTE y cuando uno es RESISTENTE
Uno resiste a un viento, a 35 grados de calor, a una subida, a un obstáculo, a una ola.
Cuando uno se hace resistente tiene el valor de anotarse en un programa que hace 10 cumbres de Mountain Bike!!!

En la cumbre del próximo sabado vamos a aplicar algunas técnicas budistas para hacer cumbre.

  1. Vamos a disfrutar del PRESENTE
  2. No vamos a poner «etiquetas» como «Que calor», «Que subida tan larga», «que aburrida subida», «que feo grupo»,…. nada de eso. Simplemente vamos
    contemplar el paisaje, la subida y la travesía y vamos a disfrutar de cada pedaleada.
  3. La palabra NO PUEDO estará prohibida hasta en los pensamientos
  4. Cuando el cuerpo nos diga basta, simplemente bajaremos el ritmo, no importa si vamos último vamos a hacerlo a nuestro tiempo pero vamos a hacerlo.
  5. Cuando la mente afloje, nos concentraremos en la respiración la regularizaremos y entre la respiración y un ritmo constante, piano piano llegaremos lontano. (lento, lento, llegremos lejos)

Instrucciones
Saldremos de Rincon Gieco por la ciclovía todos juntos en tribu
Cuando comencemos a trepar los que estén en mejor estado físico podrán ir a su ritmo. Pero la sugerencia será que suban en forma individual, distanciados unos de otros para que vean como les funciona la cabeza.
Los más lentos iremos atrás, con alguna charlita pero intentaremos luego separarnos para hacer funcionar la mente en «solitario».
Cuando lleguemos a la cumbre esperaremos al último y luego si, grupalmente comenzaremos a bajar.

Gente como uno pero más experimentada
Como saben, en el grupo tenemos un poeta biker que irá memorizando cada anécdota para luego dejar constancia de la salida en una crónica. Para justificar los deseos del poeta Javier y tener historias para contar. Hay dos invitados que en el brindis final, sanguche de crudo mediante, nos contarán como hace una persona normal (como nosotros) para subir cerros de 2000, 3000, 4000 metros y hoy estar pensando en el cerro El Plata y tal vez El Aconcagua. ¿Cómo funciona su cabeza? ¿que podremos imitarle y aprender de ella?. El otro invitado es un biker con muchos kilómetros de bicisenda, senderos, asfalto y bikepaking. Con ellos haremos budismo en bicicleta o filosofía barata como quieran llamarle. ¡Los esperamos! y si vienen con gente nueva, le pasan estas instrucciones por favor.